Con la llegada del frío, es estrictamente necesario proteger nuestros árboles frutales de las bajas temperaturas.

Tenemos que sulfatar los árboles con la caída de las hojas o después de la poda antes de que las yemas se hinchen. Este tratamiento trata de proteger y prevenir la aparición de hongos y bacterias que se quedan invernando en las grietas del tronco y las ramas.

La manera más eficaz de aplicarlo es justo después de la caída o poda del árbol, teniendo en cuenta que deben pasar 24 sin lluvia ni temperaturas inferiores a 5ºC, sino habría que repetir el tratamiento.

Los productos que se utilizan para sulfatar el árbol son Oxicloruro de Cobre, para los hongos, y aceite de parafina, para eliminar cualquier larva por contacto y/o asfixia.

La mezcla de productos es: 250ml de aceite de parafina + 50gr de oxicloruro + 15l de agua.

Lo más adecuado es repetir el tratamiento un par de veces con 30 días de diferencia entre un sulfatado y otro.

Si llevamos a cabo este tratamiento, tendremos nuestros árboles protegidos y preparados para la llegada de la primavera.

  1. Aceite Insecticida biológico ivenol de 1l de Massó
  2. Fungicida Cobre Norbox de Massó
  3. Fungicida Flower Cuper 50

 

3 respuestas

  1. Si la poda la hago cuando empiecen a hinchar las yemas, tengo que sulfatar cuando tire la hoja y después de podar?

  2. Si la poda la hago cuando empiecen a hinchar las yemas, tengo que sulfatar cuando tire la hoja y después de podar?

  3. Dónde compro esas sustancias para preparar los arboles para la primavera? Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.